Image

Las relaciones con tus clientes han de seguir un ciclo natural de las relaciones humanas.

Los seres humanos nos movemos por las emociones. Y por eso hay que tenerlo en cuenta para cualquier relación. La inteligencia emocional

En el caso de las relaciones de empresariales, muchas empresas no las están gestionando de la mejor manera que podrían. Cada persona está en una etapa diferente, tiene una necesidad específica diferente. Y por eso ha de recibir un trato diferente.

Esta es una oportunidad para que los empresarios puedan conectar con su mercado de la manera apropiada, aprovechando y diferenciando los subsegmentos del mercado, conociendo a cada uno de ellos para elaborar un mensaje específico y personalizado en cada etapa de la experiencia del cliente.

Aquí es donde puedo ayudarte

Conseguir llegar al cliente y satisfacer sus necesidades le podrá hacer verdaderamente feliz. Es ese grado de felicidad el que determinará su satisfacción y tu éxito.

Estoy convencido que en este proceso el empresario y su equipo también han de sentirse realizados, ya que recibir un feedback positivo refuerza las relaciones entre los miembros de una empresa, y aumenta las posibilidades de que el cliente vuelva a comprar o recomiende tu producto o servicio.

Mi objetivo va más allá

En un negocio hoy en día, ya sea online u offline, b2c o b2b, una de las principales dificultades es la de captar nuevos Leads.

Esos potenciales clientes que han decidido dejar algún dato para obtener valor por tu parte, han decidido empezar una relación, es decir, han abierto un hilo de comunicación contigo, y quieren que les expliques por qué eres tú la persona o empresa adecuada para resolver su problema.

Además la clave del crecimiento de muchos negocios es escalar, aprovechando los recursos que tiene y configurarlos de la manera más automatizada posible.

El secreto consiste en aprovechar al máximo cada lead, para que sean lo más productivos posible. Para ello tenemos que tener bien definida la escalera de valor de nuestros productos o servicios, y entender cuando es el mejor momento para ofrecer cada uno de ellos.

En definitiva, mi misión consiste en atraer a la gente adecuada a tu web, que convierta lo antes posible, y que se gasten lo máximo posible.

.

Cómo me gusta trabajar
Image

Cuando me apasiona un proyecto, me vuelco al máximo. Tanto que llego a pensar que vida y trabajo son uno, y no tengo la sensación de estar trabajando.

Cuando trabajo en equipo me gusta tener bien definidos los valores y cultura, con sinceridad y transparencia. Construir proyectos haciendo partícipes a todos, entendiendo las diferentes personalidades y capacidades de cada uno.

Errores

Cometer errores es lo que me ha hecho aprender. De cada error extraigo un aprendizaje. Y en la medida de lo posible intento no volver a cometerlo. (Aunque no siempre ha sido así).

Dicen que a veces se gana y a veces se APRENDE….. bueno pues yo he aprendido mucho.

Iré comentando cada uno de estos errores en las aventuras empresariales en las que me he embarcado y podréis leerlos aquí. Quiero que quede constancia y, si puedo, ayudar a otros a que no pasen por el mismo camino.

Es más: esa sucesión de errores es la que me ha hecho llegar hasta aquí y convertirme en lo que soy. Y gracias a no rendirme y a reinventarme cada vez, he podido experimentar en diferentes sectores con diferentes proyectos.

Esto es algo de los que estoy muy agradecido, ya que moldea la forma de razonar y potencia el pensamiento crítico y la creatividad.

Los sectores en los que he estado sumergido por algunas temporadas han sido los siguientes: Hostelería, Turismo, Cosmética, Construcción, Franquicias, Comida a domicilio y Marketing Online.

Además ahora, gracias a la docencia, he conseguido encontrar una audiencia a la que poder llegar y provocar cambios aportando valor.

Claves más profundas

En todo este camino ha habido personas clave, que me han abierto nuevas formas de conocimiento, experiencias totalmente transformacionales, y aprendizajes que me han servido para conocer cosas nuevas y, finalmente, para conocerme a mi.

Considero fundamentales el deporte, la meditación y la lectura.

El deporte que más practico y que más me gusta es la natación. De pequeño hice mis primeras piscinas (sí, tuve la suerte de ir a un colegio con piscina) y la natación era una de las prácticas en educación física. Ahora y desde el año 2015 (cuando volví a Valencia) la he retomado con fuerza. Entrenamientos a las 7 de la mañana y travesías de fin de semana en mar abierto son uno de mis principales aficiones.

La meditación fue algo con lo que me encontré, y fui conociendo poco a poco. Ahora la practico prácticamente todos los días y he aprendido diferentes técnicas dependiendo del lugar donde esté y el tiempo del que disponga. Todo comenzó un día cuando estaba en un evento privado en casa de un Beatle. Yo iba con el catering y el espacio donde preparábamos las bandejas para el aperitivo estaba decorada con más de 100 figuras de Buda. Ahí nació mi interés.

La lectura. Fue mi asignatura pendiente desde jovencito. La verdad es que me gustaba, pero no lo llegué a disfrutar con todos los libros. Los que más disfruté fueron los que estaban en inglés. Ahora solo leo en inglés. Libro principalmente técnicos. Novelas he leído poca o nada. He descubierto que hay muchos libros realmente buenos en las que las memorias bien curadas, las experiencias, los resultados de experimentación y las biografías pueden aportar mucha luz para conocer y entender mejor a los pensadores y creadores de mucho de lo que ahora utilizamos en nuestro día a día.

Iré poco a poco narrando el camino, por capítulos, y así poder compartir mis experiencias y aprendizajes.


Image